Una de las grandes críticas realizada a los guionistas, es que las películas y series nacionales se basan en largos y explicativos diálogos. La crítica tiene cierto fundamento, pero una parte de esa “culpa” se debe al modelo estándar de producción nacional. Seguir leyendo